miércoles, 28 de octubre de 2015

UN POCO DE HISTORIA

CON LAS MANOS PEQUEÑITAS

En aquella tranquila infancia, con mi madre al lado descubriendo la magia de mover una aguja con gancho daba los primeros pasos en formar tejidos.

Es una pena que no me hayan quedado ejemplos para sacarles fotos, pero eran carpetitas simples para la mesita de luz.
No fueron muchas y el tejido quedó en suspenso debido a la escolaridad.

Tenía a mi abuela un poco lejos pero una manta que ella había hecho al crochet con tiritas recortadas de ropa vieja me abrigaba.

Terminada la escuela y el nivel secundario de aquellos años, formada la familia, me llevaban la vista los trabajos artesanales de la Fiesta de la Artesanía en Colón, E.R.

Me maravillé con los tejidos de mi familia política, muy hábil en la materia.

Varios años después, cuando tenía ropita tejida de bebé que no podía regalar por su desgaste, se me ocurrió destejer y volver al chochet, y no parar mas. 

Lo primero fue ablandar la mano con mantas para toda la casa con lana destejida, toda usada y re-reciclada, y ya no soportaba solo hacerlas de cuadros  o puntos monótonos



Una vez ablandada la
mano y adquirido el ritmo, pasé a comprar revistas (y diccionarios de francés, alemán, italiano, portugués para leerlas) y copiar modelos con hilos finos de finitos, no de fineza, y comprender eso de los aumentos , proporciones, cálculos de compensación para seguir moldes y formas siempre con cadenas y varetas.

A veces hay que tomarse el tiempo para estudiar, (en mi caso certificados, historia de la textilería mundial, historia del arte, moldería industrial para tejidos de punto, utilización de plantas y elementos naturales en tintes textiles,  asesoría de imagen) además razonar y practicar, no, a veces no, siempre. Entonces la televisión vino en auxilio, con aquellos programas que enseñaban de manera práctica, sin promocionar mucho los materiales.

Y me dijeron ( mi familia política): "tenes que hacer para vender" 
pasé un tiempo por la plaza principal junto a otros artesanos, en aquella época empezaba el movimiento turístico-termal, (aguas recién surgidas) y también se hacían exposiciones en el museo.

Con la ventaja de poder viajar por el país presté atención a los diferentes tejidos de su geografía y no encontré un estilo igual al que yo empezaba a definir. 

Empecé a elegir diseñar y tejer indumentaria con el resurgimiento del crochet en la moda.

Agradezco la confianza de los negocios locales que desde el primer momento me acompañaron, 2007, ya van muchos años creando diseños con un estilo propio buscando permanentemente la identidad elisoentrerriana, con líneas urbanas, de fiesta, de playa.

Y tuve acceso a Internet y al crochet del resto del mundo.

Hubo un libro propio en el camino.

En este blog además de promocionar mis trabajos para su venta, como si fuera una vidriera, trato de compartir algunos conocimientos y algo que vi que faltaba: un curso para diestros y zurdos, fácil y básico, continuación del método para zurdos en cartulina que publiqué en 2011 y aún disponible.

Creo que queda mucho por tejer, intercambiar, compartir.
las ideas surgen cuando menos se esperan.
Búsqueda de materiales, técnicas, agujas, y ahora colores naturales.

El tejido me está esperando, esta entrada fué especial, pido disculpas si sonó a un currículum.

Es la historia de L L CROCHET.





Blue Spinning Frozen Snowflake Blue Spinning Frozen Snowflake Cute Red Pencil